lunes, 25 de enero de 2010

15 años del cabestro

Nunca me ha gustado el fútbol, pero reconozco que ultimamente si no fuera por la quiniela es que ni lo seguiría.
Me parece un deporte bárbaro, poco elaborado y en el que no entiendo cómo ni por qué unos "pringadetes" imberbes pueden cobrar los pastizales que cobran por dar unas pataditas a un balón 90 minutos a la semana y entrenar un par de horas al día.
Voy más allá; algunos cobran más de 7 millones de "lereles" todos los años por estar en la grada viendo a sus compañeros dar patadas (para el que no sepa leer entre líneas habló del Raulito del Madrid).
Pero lo mejor es que estos niños de papá además de tenerlo todo, se creen con derecho de hacer lo que quieran.
Un caso lo hemos tenido este fin de semana con CR9.
El millonario chavalete, tras marcar un par de goles, que según parece son geniales, decide que es el mejor y que puede soltar mandobles a diestro y siniestro. No es la primera vez que lo hace ni será la última.

Pero la entrada del día en este blog, viene a colcación porque hoy hace 15 años en que Éric Cantona, de aquella en el
Manchester United, demostró todo esto de lo que hablo.
Al francesito primero le expulsan por entrar a lo bestia al portero del otro equipo y cuando se va se lía a mamporros con un aficionado rival que le decía de todo menos guapo.

No me da pena el energúmeno del aficionado. Es más le está bien empleado por "tontolahaba".

Lo que me da pena es que a ésto le llamen deporte y sea seguido por millones de enferforecidos forofos. Y que mientras tanto otros deportes más amenos y
que generan menos violencia y otros deportistas esforzados que practican su deporte casi por afición, son olvidados y bilipendiados hasta casi cargárselos (el atletismo o el ciclismo es un buen ejemplo).

Te dejo con el cabestro Cantona para que veas de lo que hablo:

video


Pues nada querido lector. Sigue disfrutando con este circo mediático para embrutecer al populacho creado para olvidar los problemas de verdad (paro, corrupción, crisis,...). Yo tengo claro no me sumaré a ello ni me envenenaré con esa droga.

1 comentario:

Inzert dijo...

"Me parece un deporte bárbaro" de esto la verdad que poco, cuando ocurre algo es cuando se le da bola, el resto no son mas que unas nenazas detras de un balón.