miércoles, 29 de octubre de 2008

Si has leído el blog últimamente, sabrás que el domingo pasado fui a la feria del coche clásico en Valencia.

El motivo principal era, como no, ver coches antiguos.
Pero había otro motivo encubierto que hoy por ya estar en mi poder puedo comentar.

Llevaba algún tiempo deseando adquirir un coche clásico. Obviamente el precio de algunos modelos puede llegar a ser incluso disparatado. Yo quería un coche baratillo y que fuese popular. Obviamente uno de los coches que mejor cumplen este paradigma es el MINI.

En la feria había un stand una empresa de Málaga que se dedica exclusivamente a este tipo de coches. Y tenían uno casi perfecto. No muy antiguo; del 91. Pero aún de carburación. Y además el MINI COOPER que es el deseado por todos. Para rematar en el color original de mini; verde botella.
Así que tras regatear y encajarme más o menos, el precio me decidí a adquirirlo.
A día de hoy está en el taller pasando las consabidas revisiones que me eviten posibles futuros problemas, pero en breve si puedo comenzaré a usarlo.

Para presentároslo adecuadamente os dejo unas fotillos de cómo está actualmente, antes de que poco a poco, junto a mi amigo Toni poseedor de uno rojo, vayamos poniéndolo a mi gusto.














3 comentarios:

Javier Garcia dijo...

Ya me parecía a mi... conversaciones continuas sobre precios de coches, revistas de coches antiguos en casa... Que flipe!

Espero que lo disfrutes como un enano, sobre todo personalizándolo, que tiene que ser divertido, y tendrá más gracia que viajar con él, dado su confort.

Ruben dijo...

Enhorabuena, que lo disfrutes!!

Zarpitas dijo...

Hola
Primero, espero que estés bien tan lejísimos de casa. Ya nos contarás tus aventuras por medio mundo. No paras eh?.
Segundo, el mini que te has comprado una pasada aunque a mi me mole más la versión moderna. Espero que el nuevo niño de la casa te proporcione muchas satisfacciones.
Un besito.