sábado, 6 de septiembre de 2008

El dilema del prisionero

Estarás pensando que qué es este título de post.

Pues no es ni más ni menos, que el título de un libro. Es un libro que sobre matemáticas y teoría de juegos. Su autor, por si tienes interés en buscarlo, es un tal William Poundstone.

En él, se plantean, entre otras muchas cosas, varios dilemas.
Me ha sorprendido uno bastante sesudo que os propongo:

"Tú y una persona amada sois retenidos en habitaciones separadas provistas de un pulsador cada una..
Os informan d que os matarán a ambos a menos que uno de los dos pulse el botón antes de que pase una hora. La primera persona que accione el pulsador salvará a la otra, pero morirá inmediatamente”.

¿Qué decisión tomaríais?. No es fácil y ninguna de las soluciones es buena para las dos personas.

Analizándolo bien sólo existen tres casos posibles, con distintos grados de conflicto:

El caso menos angustioso es cuando ambos coinciden en quién debe sacrificarse y quién salvarse. Entonces aquél debería pulsar el botón para salvar así al otro.

Una segunda posibilidad es que ambos decidan salvarse el uno al otro. Una madre decide salvar a su hija, a la que quedan más años de vida, y la hija decide asimismo salvar a su madre, pues ésta le dio la vida. En este caso se compite por ser el primero en pulsar el botón.

La opción más conflictiva surge cuando ambas personas deciden que ella misma es la que debe salvarse. Entonces nadie pulsa el botón, y el reloj marca el tiempo que pasa inexorablemente...

Existen otros juegos parecidos, pero con un componente algo menos macabro. Por ejemplo el siguiente, en el que es más fácil verificar que la mejor opción para ambos es la B. Lo complicado es que los dos la acepten.

"Junto un compañero, has atracado un banco.

A los pocos días la policía os detiene a ambos y os meten en habitaciones separadas. Un policía te ofrece un trato, sabiendo que a tu compañero le están ofreciendo el mismo.

De esta manera hay cuatro soluciones posibles:
A- Si delatas a tu compañero, y este no te delata --> Tu sales libre y a tu compañero le caen 10 años de cárcel.
B- Si no delatas a tu compañero y este tampoco te delata --> a ambos os caen 3 años de cárcel
C- Si no delatas a tu compañero pero este te delata a ti --> A ti te caen 10 años pero tu compañero queda libre.
D- Si delatas a tu compañero y este te delata a ti --> a ambos os caen 10 años.”

¿Qué harías?.


Existen variantes en positivo (con ganancia en vez de con pérdidas) y entonces habiendo “dineros” de por medio, creo que la visión de la gente cambia una barbaridad.

Espero que te hayan entretenido un rato y no son tan difíciles como para dar dolor de cabeza.