viernes, 1 de agosto de 2008

La expo “pufo” (5 y final)

Por fin se acerca el final de mi relato sobre la Expo de Zaragoza. He dejado para el final lo último que vimos, puesto que el relato ha sido más o menos cronológico.
El espectáculo nocturno de estos eventos siempre suele ser la apoteosis y dónde tratan de dejar un buen sabor de boca de la visita.
Recuerdo que en la Expo de Sevilla era un espectáculo que mezclaba la pirotecnia y la música proyectando imágenes sobre chorros de agua en el lago creado en la Cartuja. Era espectacular y merecía la espera.

El de esta Expo era como todo lo demás; un quiero y no puedo. Bonito, pero con eternas repeticiones de movimientos e imágenes para completar la duración de casi media hora.

El contenido, como es habitual en estos espectáculos, es de libre entendimiento, así que te relataré la historia que entendí yo.

Todo comenzaba en las gradas del Ebro, en el llamado Iceberg.





La historia empieza cuando algo (nave espacial o ser supremo) despierta dentro del iceberg, sale a la superficie y observa en lo que estamos convirtiendo el mundo. Basura, sequía, talas incontroladas,...









Este ser comienza a sulfurarse hasta que estalla de ira.










En ese momento un humano (¿?) sale de dentro y lo calma con un chorro de agua (esta es la parte manos comprensible).




El “algo” entonces comienza a ver las cosas buenas que tiene el mundo y termina con la imagen de un bebé, convirtiéndose al final el mismo en uno y volviendo a introducirse finalmente dentro del iceberg por otros cientos de años.
Al final viendo que ese bebé es el futuro se enciende incluso una luz de esperanza en lo alto del monolito de hielo.








Nadie de los que estuvimos coincidió en el sentido de la historia, si es que la tiene. A muchos no les gustó nada. A otros como a mi se nos hizo pesada por las repeticiones interminables del cabezón moviéndose de un lado al otro, cuando con un par de ellas hubiese bastado.
En lo que si coincidimos todos es que no es un espectáculo para niños y estoy seguro de que muchos de los que estaban viéndolo, esa noche tuvieron pesadillas.


Por fin he llegado al final de la visita, pero me apetece compartir con todos algunas fotos más sobre la Expo. Puesto que están a mucha resolución y tardan bastante en subir (además de que si has seguido el blog verás que los fines de semana no suelo publicar porque estoy vago), este “finde” “colgaré” las que me parecen más bonitas e interesantes para que opines sobre ellas.


Espero que los comentarios te ayuden y te abran los ojos sobre lo que te vas a encontrar en la “sostenible” Expo del Agua.