lunes, 21 de julio de 2008

Gasolina, sudor y rueda quemada (2)

En la primera entrega de gasolina, sudor y ruedas quemadas conté cómo un loco había realizado en Jumilla mi sueño.
La continuación de la historia inconclusa es la parte mejor y es lo que contaré a continuación.

Como comenté, invitado por mis buenos amigos Carlos y Toni (que espero lean esta entrada) y a través del club Porsche nos juntamos 8 personas en el citado circuito. La idea era hacer una carrera de karting de las buenas, ya que el nivel que allí había era alto. Sólo para haceros una idea os pongo la foto de los coches que traía cada uno. Si quitamos el Audi A3 en el que llegamos nosotros con 140 CV, todos los demás superaban los 200 CV . El menos potente, el Mini Cooper S potenciado, ya rondaba los 220 CV. Se ve que las personas que estaban allí están acostumbradas a conducir coches difíciles y casi todos a entrar en circuito.



La sesión que íbamos a realizar se componía de varias tantas, dónde poder disfrutar a tope del circuito. Primero los entrenamientos libres con una tanta de 15 vueltas para aprender la pista y comenzar a coger el “puntillo”. Después la clasificatoria de 8 vueltas para formar la parrilla de salida de la carrera. Después la primera manga de la carrera de 10 vueltas, con la parrilla en el orden obtenido en la clasificatoria. Y por último una segunda manga de otras 10 vueltas, con salida en orden inverso a los resultados de la primera manga.

Por no aburriros os resumo brevemente mis vivencias y sensaciones a los mandos del Kart Nº8.
Comenzamos a rodar los “entrenamientos libres” y mis tiempos eran de los peores. En la vuelta 5ª, y pese a un trompo en la frenada de después de meta, ya comenzaba a hacerme con el pequeño bólido y estaba por la parte media de tiempos. En la vuelta 10ª ya veía clara la mejor trazada y conseguía meter el kart con velocidad y sin casi derrapar para no perder tiempo. En la vuelta 12ª ya era de los más rápidos en la pista. Al final, el más rápido de la sesión fue mi amigo Carlos con un tiempo de 41,900 segundos, con todos los demás muy cerca y yo en segunda posición.

Llegó el momento de la clasificación. Seguí mejorando en cada vuelta y conseguí rebajar mis tiempos a 41 medios, con lo que fui el polemán.
En el descanso los otros 7 no se lo creían. Muchos habituados a entrar en circuito con sus Porsche, y un “pardillo” les estaba dando “pal” pelo. Comentarios de que mi coche corría más, comenzaron a aflorar a sus bocas. Pero estaba claro que eran las manos del piloto lo que hacían sacar los tiempos.

Por fin comenzamos la primera manga de la carrera. Tras una mala salida, en la que me adelantó el segundo, al salir de la segunda curva me dan un toque por detrás y me echan fuera, a la grava. Enrabietado regreso a la pista el último y muy distanciado de todos y comienzo a batir tiempos. Alcanzo al pelotón de cola y en un par de vueltas los adelanto. A falta de 2 vueltas alcanzo a los 3 primeros. Intento pasarlos en cada curva pero aquí su experiencia si que fue determinante. No conseguí pasarlos y quedé cuarto.

Comienza la segunda manga y salgo el 6º y con decisión de ganar pero además y con el mal sabor de boca de la anterior de tratar arrasar. Esta vez si que salgo bien y tras la primera curva voy 3º. En la 3ª vuelta consigo ponerme en cabeza y empiezo a marcar ritmo, para demostrar a todos que no es el coche que corre más. En todas las 9 vueltas restantes y con "aire limpio" clavo los tiempos en 41, doblando incluso a varios corredores al final. Os pongo las estadísticas para que comprobeis mi pequeña azaña.











En el acumulado sumando las dos mangas fui el ganador absoluto, ya que los primeros de la tanda 1 quedaron en ésta de los últimos.

Lo mejor no es el que quedara delante o detrás, que también me importa porque no me suele gustar perder a nada, sino el buen rato pasado y lo que nos pudimos reír y sobre todo la cantidad de adrenalina gastada. Eso si el cuerpo no acostumbrado, queda dolorido durante varios días, sobretodo brazos y cuello.



Tras leer la entrada, y si has llegado hasta aquí, pensarás que hay que estar locos de remate para ir hasta Jumilla a casi 3 horas de coche de Castellón para realizar una carrera de Karts con 7 locos más. No lo niego se DEBE estar un poco loco, pero tal vez igual o al mismo nivel que el que va a comprar un sello caro o asiste a una ópera, y tiene que viajar a Madrid o Barcelona para poder hacerlo. Esto es lo que hace que estas actividades tengan más encanto y que aún se recuerden con mayor anhelo al pasar el tiempo.


Para todos los que disfrutéis conduciendo y nunca halláis entrado a un circuito aunque sea andando, os haré una última reflexión al estilo BMW:
¿Te gusta conducir?. Pues no se acerca ni por asomo a la sensación de pilotar, aunque sea un kart.
Be water my friend.

5 comentarios:

Javier Garcia dijo...

Solo puedo decir una cosa tras leer el post detenidamente:

¡¡¡¡¡FLIPAOOO!!!!!

JEJEJEJEJE hay que ver como te lo pasas jugándote el pellejo con semejantes aparatos. No digo que no me gustaría echar una carrera de karts pero no arriesgaría para ganar. A parte, claro está, de que estas cosas no son lo mío.

Lo que más me fastidia es que llevo todo el viernes y hoy, aburrido a más no poder en el curro, mirando a ver si ponías algún comentario y justo lo pones por la noche para que lo lea en casa...

Jesús Rodríguez Ferreras dijo...

Madre mía. Pareces el pequeño Alonso del anuncio de televisión. En mi lista de hacer cosas, ésta estaría en el puesto 1998.

Fredy_ven_a_20 dijo...

Joer Jesús, peazo lista que debes de tener.
Y además no quiero ni pensar en las 1997 que estarían por delante.

Ruben dijo...

No te preocupes, que el resto de cosas de la lista de Jesus te las digo yo:
1: el brikindans
2: el crusaito
3: el maiquel yason
4: el robocop
5: echar un polvete con Tipo (o como se llamase la treki del otro dia)
6: echar un polvete con Michelle Pfeiffer
7: echar un polvete (sin mas)
8:...
9:...
...
...
1994:...
1995:...
1996: echar un polvete con Scarlett Johansson
1997: ¿echar un polvete? (si no se ha cansado todavia)
1998: eso de los coches que hace Fredy

Fredy_ven_a_20 dijo...

Con esta entrada creo que Rubén se ha ganado un lugar de honor en las citas celébres de la Ucronía de esta semana (jejeje).
Sigue así Rubén. Y como se ve que ya estás de vacaciones.