domingo, 6 de julio de 2008

Remanso Velado (o el por qué del blog)

Después de tiempo leyendo varios de blogs, tengo que reconocer que me comenzaban a aparecer unas ganas tremendas de contar. Contar cosas, anécdotas, vivencias, experiencias personales,… cualquier cosa que pueda hacernos evadir por un rato a todos los que participemos en él.
Es por esto que en un principio el blog se iba a llamar REMANSO VELADO, ya que eso quería que fuese y espero que pueda serlo. Un lugar donde, como digo, nos podamos evadir contando cosas, de todos los problemas diarios y dónde comentar temas de modo abierto e informal. Dónde poder criticar a jefes, políticos, deportistas,… sin problemas. Quería que fuese ese recodo donde podernos aislarnos de la vorágine diaria.

No he cambiado mi pensamiento de cómo quiero vivir y que viváis conmigo este blog, pero cada vez me apetecía menos este nombre. Primero porque el 90% de los blogs que conozco tratan de buscar palabras recargadas y difíciles para expresar su seña de identidad. Segundo porque el 90% de los blogs (no se por qué curioso motivo) se denominan siempre mediante 2 palabras. Tercero porque me parecía que el nombre al final sonaba algo cursi y manido.

Como en todos los blogs no genéricos la idea es contar cada día una cosa.
Tengo claro que el estado de ánimo del día que escriba influirá en el tema.
Tengo claro también que encontrarás días con mucho texto (lo siento Inzert si decides entrar) y días con muchas fotos (Inzert disfrutará como un niño si entra ese día).
Me gustaría poder poner sólo buenos ratos, pero supongo que también los habrá malos.
Se que habrá muchos días dedicados a la gasolina, la velocidad, y la quema de neumáticos, ya que son temas que me encantan si van unidos entre si, y con los que últimamente estoy teniendo muchos buenos momentos. Pero no serán los únicos.
En definitiva si quieres saber que aparecerá lo mejor es que te pases cada día, compruebes si hay algo nuevo y si lo hay lo leas y lo valores.

Bienvenido y espero que disfrutes tanto como yo escribiendo. Pasa y ponte cómodo.